Buscar

DURA SALUD

Categoría

Sanación Natural

LA SALPINGITIS

¿Qué es la salpingitis? Causas, síntomas y tratamiento

La salpingitis es un tipo de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) que consiste en la inflamación de las trompas de Falopio. Es una de las causas de la esterilidad de origen tubárico y aumenta las probabilidades de embarazo ectópico. Los síntomas pueden ser varios, pero la mayoría de las pacientes sintomáticas refieren dolor en la zona pélvica. El tratamiento de esta patología es con antibióticos.

A continuación, tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Se conoce como enfermedad inflamatoria pélvica a la inflamación e infección del tracto genital superior. Puede afectar a:

  • Endometrio (endometritis)
  • Miometrio (miometritis)
  • Trompas de Falopio (salpingitis)
  • Ovarios (ooforitis)
  • Parametrios (parametritis)
  • Peritoneo pélvico (pelviperitonitis)

Es causada por bacterias de la vagina o del cuello uterino que ascienden hasta alguna de estas estructuras y provocan una infección. Las más comunes son por clamidia (Chlamydia trachomatis) y gonorrea (Neisseria gonorrhoeae), que son enfermedades de transmisión sexual.

Además, la infección por uno de estos patógenos aumenta la transmisividad del VIH y otras ETS.

Tipos de salpingitis

Se pueden diferenciar dos tipos principales de salpingitis:

  • La salpingitis aguda: es la que peores síntomas presenta (fiebre, dolor agudo en la parte baja, etc.).
  • La salpingitis crónica: puede pasar desapercibida (asintomática) y las ocasiones en que se manifiesta suelen ser después del período menstrual.

Dependiendo de si afecta a una trompa o a las dos, se distingue entre salpingitis unilateral y bilateral, respectivamente. Aproximadamente en el 60% de los casos es bilateral, es decir, están alteradas las dos trompas.

Salpingitis unilateral

Causas y factores de riesgo

Generalmente afecta a mujeres en edad fértil y su incidencia es del 10-15% de las mujeres sexualmente activas, ya que una de las causas más comunes de la inflamación de las trompas son las infecciones genitales, sobre todo de transmisión sexual. Un 40% de estas infecciones terminan en salpingitis.

La salpingitis es provocada en la mayoría de los casos por un tipo de clamidia, la Chlamydia trachomatis. La infección suele comenzar en la vagina ascendiendo posteriormente hacia el tracto genital superior.

Otros patógenos posibles que se transmiten por vía sexual y causan este tipo de inflamación son el gonococo (salpingitis gonocócica) y algunos tipos de mico plasma en menor frecuencia. El 30-40% de los casos es de causa poli microbiana y, entre los microorganismos causantes, podemos encontrar algunos de la flora vaginal.

Las bacterias también pueden alcanzar el tracto genital superior por procedimientos médicos, como la colocación de un dispositivo intrauterino (DIU) o cualquier prueba invasiva que sea capaz de arrastrar los microorganismos de la flora vaginal. Algunos ejemplos de estas técnicas son el parto, abortos, la biopsia de endometrio, la histero salpingografía y la histeroscopia.

También puede transmitirse por vía hematógena, como en el caso de la tuberculosis. Si la infección es causada por Mycobacterium tuberculosis, hablamos de salpingitis tuberculosa.

Algunas situaciones o factores pueden aumentar el riesgo de padecer esta patología. Las más comunes son las siguientes:

  • Pareja con una infección genital, especialmente con gonorrea o clamidia.
  • La cirugía pélvica previa.
  • El uso del DIU.
  • Antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Antecedentes de enfermedad de transmisión sexual.
  • Múltiples parejas sexuales.
  • Tener actividad sexual antes de los 20 años.

Síntomas

La salpingitis se manifiesta en el tiempo de forma variable y pueden pasar de 2 días a 3 semanas o incluso meses después de haber tenido el contacto con el agente patógeno. El hecho de que haya pacientes con la infección que no presenten síntomas facilita el contagio y que las probabilidades de que haya complicaciones sea mayor.

Los síntomas de esta enfermedad pueden variar en función del microorganismo que actúe, pero el más característico de ellos es el dolor en la zona pélvica.

Otros de los síntomas que pueden aparecer son:

  • Secreción vaginal anormal con flujo espeso.
  • Dolores durante la ovulación.
  • Relaciones sexuales poco placenteras, incómodas e incluso dolorosas (dispareunia).
  • Fiebre.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sangrados menstruales irregulares.
  • Dolor al orinar (disuria), si se acompaña de uretritis (inflamación de la uretra).
  • Vaginitis.
  • Calambres en la zona pélvica.

Síntomas de la salpingitis

Diagnóstico y tratamiento

Para el diagnóstico, se tienen en cuenta los síntomas y el historial sexual de la paciente y se realiza un examen físico. Mediante una ecografía (ultrasonidos) se puede descartar que no exista otra patología, pero solamente se pueden detectar los casos más graves de salpingitis.

Se puede realizar también un análisis microbiológico de las secreciones vaginales para detectar si existe infección por algún patógeno e identificarlo.

Generalmente, si el diagnóstico se realiza precozmente, la inflamación remite con la medicación. Sin embargo, un diagnóstico tardío puede suponer complicaciones más graves que obliguen a un tratamiento más invasivo y es más probable que haya secuelas.

Al tratarse de una inflamación causada normalmente por un agente bacteriano, el tratamiento de elección es el farmacológico, que consiste en medicación a base de antibióticos y antiinflamatorios para el dolor.

El antibiótico utilizado dependerá de cuál sea el microorganismo causante de la infección. Algunos de los que se utilizan son doxiciclina, azitromicina, eritromicina o levofloxacino.

La pareja de la paciente también deberá tratarse con antibióticos y es aconsejable que se eviten las relaciones sexuales hasta después de una semana del fin del tratamiento.

En los casos más graves, si el tratamiento ambulatorio no es efectivo, puede ser necesaria la hospitalización de la paciente.

Si la infección se complica, se pasa al tratamiento quirúrgico. Si se genera un absceso pélvico con acumulación de pus, puede ser necesaria la cirugía de drenaje. En los casos más graves, también puede ser necesaria la salpinguectomía (extirpación de las trompas).

Complicaciones

Algunas de las complicaciones que pueden aparecer son:

  • Dolor pélvico crónico.
  • Esterilidad de origen tubárico.
  • Embarazo ectópico.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica recurrente.
  • Absceso pélvico de pus.
  • Septicemia o infección generalizada.
  • Afectación del hígado y apéndice.

Salpingitis, esterilidad e infertilidad

El hecho de que un gran porcentaje de pacientes presente la infección por clamidia con un cuadro subclínico (sin síntomas) hace que no se trate y se disemine hacia el tracto genital superior. Estos casos subclínicos son el origen de la mayoría de los casos de esterilidad (dificultad para concebir) por factor tubárico.

La inflamación de las estructuras de las trompas de Falopio provoca que la permeabilidad de éstas esté alterada. Esto causa un obstáculo mecánico en el camino del óvulo hacia el útero, cosa que dificulta que se encuentre con el espermatozoide. Por tanto, impide que se dé la fecundación.

Además, en el 50% de los embarazos ectópicos existe este antecedente clínico. También se ha visto que aproximadamente el 20% de las pacientes que sufren un aborto están infectadas con clamidia. Por tanto, también es una causa de infertilidad (dificultad para llevar a término un embarazo).

Si quieres profundizar en la diferencia entre esterilidad e infertilidad, puedes visitar el siguiente enlace: ¿Es lo mismo la infertilidad que la esterilidad?

Si después del tratamiento las trompas siguen alteradas y existe deseo gestacional, la indicación será un tratamiento de fecundación in vitro (FIV), ya que con una inseminación artificial, debido a esta alteración, no se conseguiría gestación.

En el caso de que se consiguiera embarazo sin haber tratado la infección por clamidia, ésta puede provocar partos prematuros e infecciones en el recién nacido que pueden causar conjuntivitis y neumonía.

Preguntas de los usuarios

¿Existe algún tratamiento natural para la salpingitis?

En el tratamiento de la salpingitis, se recomienda realizar reposo absoluto y seguir una dieta blanda, pero es imprescindible seguir también un tratamiento antibiótico, ya que las complicaciones de esta patología pueden ser muy graves.

¿Los anticonceptivos protegen de la salpingitis?

Solamente los anticonceptivos de barrera, como el preservativo, pueden proteger de las enfermedades de transmisión sexual, que son la principal causa de la salpingitis.

No obstante, se ha visto que los anticonceptivos orales disminuyen la incidencia de éstas: provocan un aumento de la viscosidad del moco cervical, cosa que dificulta la entrada de los microorganismos.

En cambio, como ya se ha comentado en el artículo, el DIU es un factor de riesgo para padecer esta patología.

Soy virgen, ¿puedo tener salpingitis?

Es muy poco frecuente que estas infecciones ocurran sin haber mantenido relaciones sexuales, pero también pueden producirse por algunos procedimientos médicos, como una histeroscopia.



PARÁLISIS CEREBRAL – TIPOS

La parálisis cerebral se caracteriza por dificultar la transmisión de los mensajes enviados por el cerebro a los músculos. Atendiendo a este hecho, Eric Denhoff realizó la siguiente clasificación *atendiendo al tono y la postura de la persona:

  • PARÁLISIS CEREBRAL ESPÁSTICA

Espasticidad significa rigidez; las personas que tienen esta clase de parálisis cerebral encuentran dificultad para controlar algunos o todos sus músculos, que tienden a estirarse y debilitarse, y que a menudo son los que sostienen sus brazos, sus piernas o su cabeza.

La parálisis cerebral espástica se produce normalmente cuando las células nerviosas de la capa externa del cerebro o corteza, no funcionan correctamente.

Se da en un porcentaje de un 60-70% de las personas con parálisis cerebral.

  • PARÁLISIS CEREBRAL DISQUINÉTICA O ATETOIDE

Se caracteriza, principalmente, por movimientos lentos, involuntarios (que se agravan con la fatiga y las emociones y se atenúan en reposo, desapareciendo con el sueño) y descoordinados, que dificultan la actividad voluntaria.

Es común que las personas que tengan este tipo de parálisis cerebral tengan unos músculos que cambian rápidamente de flojos a tensos. Sus brazos y sus piernas se mueven de una manera descontrolada, y puede ser difícil entenderles debido a que tienen dificultad para controlar su lengua, su respiración y las cuerdas vocales.

La parálisis cerebral atetoide es el resultado de que la parte central del cerebro no funcione adecuadamente.

  • PARÁLISIS CEREBRAL ATÁXICA

Las personas con parálisis cerebral atáxica tienen dificultades para controlar el equilibrio debido a una lesión en el cerebelo. Según el alcance de la lesión, estas personas pueden llegar a caminar, aunque lo harán de manera inestable.

  • PARÁLISIS CEREBRAL MIXTA

La parálisis cerebral mixta se produce cuando el cerebro presenta lesiones en varias de sus estructuras, por lo que, en general, no se manifestarán las características de los diferentes tipos en sus formas puras, sino que existirán combinaciones.

También podemos diferenciar la parálisis cerebral en función de la parte del cuerpo que se encuentra afectada, teniendo así

una clasificación por criterios topográficos:

  • HEMIPLEJIA: Se produce cuando la discapacidad se presenta únicamente en la mitad izquierda o derecha del cuerpo.
  • PARAPLEJIA: Afectación sobre todo de miembros inferiores
  • TETRAPLEJIA: Están afectados los dos brazos y las dos piernas.
  • DISPLEJIA: Afecta a las dos piernas, estando los brazos nada o ligeramente afectados.
  • MONOPLEJIA. Únicamente está afectado un miembro del cuerpo.

Por último, en función de la severidad con la que se manifiesta la parálisis cerebral:

  • Parálisis cerebral LEVE: Se produce cuando la persona no está limitada en las actividades de la vida diaria, aunque presenta alguna alteración física.
  • Parálisis cerebral MODERADA: El individuo tiene dificultades para realizar actividades diarias y necesita medios de asistencia o apoyos.
  • Parálisis cerebral SEVERA: La persona requiere de apoyos para todas las actividades.

 

MENINGITIS

¿Qué es la meningitis?

La meningitis es una infección del líquido que rodea a la médula espinal y al cerebro de una persona. Este líquido se llama líquido cefalorraquídeo o LCR.

La meningitis también se conoce como meningitis cerebroespinal.

Meningitis  
La meningitis es una infección de las meninges, que son capas delgadas de tejido que cubre el cerebro y la médula espinal.

La meningitis se manifiesta de diferentes formas en bebés y en niños

Niños mayores de dos años de edad

Las personas mayores de 2 años presentan generalmente los siguientes síntomas de meningitis:

  • fiebre alta.
  • dolor de cabeza.
  • rigidez en el cuello.

Estos síntomas se pueden desarrollar en el transcurso de varias horas o de 1 a 2 días.

Otros síntomas de meningitis pueden ser:

  • sensación de tener el estómago descompuesto (náuseas).
  • Vómitos.
  • sensibilidad a la luz (fotofobia).
  • confusión mental.
  • somnolencia.

A medida que la infección avanza, los pacientes de cualquier edad pueden experimentar convulsiones.

Bebés y niños de hasta dos años de edad

La meningitis en los bebés se manifiesta de otra forma. Los bebés con meningitis pueden presentar los siguientes síntomas:

  • poco movimiento o poca actividad.
  • irritabilidad o malhumor.
  • Vómitos.
  • alimentación insuficiente.

Los bebés pueden no presentar síntomas tales como fiebre, dolor de cabeza y rigidez de nuca, que sí presentan los niños mayores. En caso de que efectivamente tengan estos síntomas, puede resultar difícil diferenciarlos del comportamiento normal.

A medida que la infección avanza, los pacientes de cualquier edad pueden experimentar convulsiones.

Si piensa que su niño puede tener meningitis, llévelo inmediatamente a un médico

Si su niño presenta los síntomas antes mencionados, llévelo inmediatamente a un médico para que lo examine. Es muy importante detectar y tratar la meningitis tan pronto como sea posible.

Punción lumbar
Se inserta una aguja pequeña entre dos vértebras lumbares (situadas en la parte inferior de la columna vertebral). Esto es por debajo del punto donde termina la médula espinal. Se toma una muestra de líquido cefalorraquídeo, que se envía al laboratorio para análisis.

Habitualmente los médicos descubren si tiene meningitis analizando el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (LCR) del niño. Para tomar una muestra del LCR de su niño, el médico realizará una punción lumbar. El médico introduce una aguja en la médula espinal del niño, en la parte inferior de la espalda de donde el LCR se extrae fácilmente. Este procedimiento también se llama punción raquídea.

La muestra será luego analizada en un laboratorio. Este análisis revelará el tipo de meningitis. Una vez que el médico sabe cuál es el tipo de meningitis que afecta a su niño, puede darle el tratamiento adecuado.

Por lo general, la meningitis es producto de un virus o una bacteria

El tratamiento que deberá seguir su niño dependerá de cuál sea la causa de la enfermedad.

Meningitis viral

Si la meningitis es causada por un virus, se la llama meningitis viral. Generalmente la meningitis viral no es muy peligrosa. Habitualmente desaparece sin ningún tratamiento específico.

Meningitis bacteriana

Si la meningitis es causada por una bacteria, se la llama meningitis bacteriana. La meningitis bacteriana puede ser muy peligrosa. Puede ocasionar daño cerebral, pérdida auditiva o discapacidad cognitiva.

La meningitis bacteriana se trata con antibióticos que se suministran directamente a la sangre del niño por vía endovenosa.

Generalmente, estos antibióticos pueden curar la meningitis bacteriana. Es importante comenzar el tratamiento tan pronto como sea posible.

Existen varios tipos de meningitis bacteriana. Los antibióticos pueden evitar que algunos tipos de meningitis bacteriana se propaguen e infecten a otras personas.  Por este motivo es importante saber cuál es el tipo de bacteria que está causando la meningitis.

La meningitis es contagiosa

Algunas formas de meningitis bacteriana son contagiosas. “Contagiosa” significa que puede propagarse a otras personas. Las bacterias se propagan cuando alguien toca las secreciones de la boca o de la nariz de una persona infectada. Algunas maneras de propagar la meningitis son:

  • al toser.
  • al besar.
  • al tomar de la misma taza.

La meningitis no se propaga con tanta facilidad como lo hacen infecciones tales como el resfriado común o la gripe. No se contagia por un contacto ocasional. Esto quiere decir que usted no se puede contagiar de meningitis respirando el aire donde ha estado una persona enferma.

La meningitis es una infección que se debe informar al Ministerio de Salud Pública. El Ministerio de Salud correspondiente a su área puede contactarlo para solicitarle mayor información acerca de su hijo y de cómo se contagió de meningitis.

Cómo evitar el contacto cercano con pacientes que padecen meningitis

Las personas que tienen posibilidades de contagiarse de otra persona infectada son, entre otras:

  • un novio o una novia.
  • los miembros de la familia que habitan la misma casa.
  • las personas en la escuela o en las guarderías que están en contacto con la persona infectada.

Estas personas se conocen como “contactos cercanos” de la persona con meningitis.

Si usted o alguno de su familia son contactos directos de una persona con meningitis, consulte a su médico. Es posible que deban tomar antibióticos para no enfermarse de meningitis.

Si su niño está internado con meningitis

Si su niño está internado porque padece meningitis, el personal que lo cuida necesitará asegurarse de que la infección no se propague a otras personas. Estas son algunas formas de evitar el contagio de meningitis:

  • Su niño permanecerá en una habitación individual. Es posible que no le permitan ir al salón de juegos. Pídale al Especialista en Terapia para Niños Hospitalizados que le traiga juguetes y materiales a su habitación.
  • Cuando el personal del hospital visite al niño se colocará una máscara, protección ocular, guantes y una bata, por lo menos hasta que hayan transcurrido las primeras 24 horas desde el inicio del tratamiento con antibióticos.
  • Lávese las manos con agua y jabón antes y después de tocar a su niño y antes de retirarse de la habitación donde está internado. El personal del hospital también debería hacer lo mismo.
  • Es posible que usted, otros miembros de su familia y los contactos cercanos deban tomar antibióticos.

En caso de que usted o cualquier otra persona que haya visitado al niño se enferme con síntomas de meningitis, comuníqueselo al pediatra o a la enfermera tan pronto como sea posible.

Las vacunas pueden prevenir algunos tipos de meningitis

Existen algunas vacunas (inyecciones) que pueden ayudar a prevenir algunos tipos de meningitis bacteriana. A continuación, se mencionan algunas bacterias contra las cuales existen vacunas:

  • meningitis por Haemophilus influenzae (Hib).
  • algunos tipos de Neisseria meningitides.
  • muchos tipos de Streptococcus pneumoniae.

Estas vacunas pueden ayudar a detener el contagio de la enfermedad a otras personas. Es posible que estas vacunas estén disponibles de forma gratuita en el lugar donde vive. Consulte a su médico.

Puntos clave

  • La meningitis es una infección del líquido que rodea a la médula espinal y al cerebro.
  • Existen varios tipos de meningitis.
  • La meningitis bacteriana se trata habitualmente con antibióticos.
  • Algunos tipos de meningitis son contagiosos.
  • Las personas en contacto cercano con una persona que padece meningitis pueden también tener que ser tratadas con antibióticos.
  • Algunos tipos de meningitis pueden prevenirse con vacunas.

PUBERTAD PRECOZ

La pubertad es el tiempo durante el cual maduran las características sexuales y físicas de una persona. La pubertad precoz es cuando estos cambios corporales suceden más temprano de lo normal.


Causas

La pubertad por lo regular empieza entre las edades de 8 y 14 años para las niñas y 9 y 16 años para los niños.

La edad exacta en que un niño ingresa a la pubertad depende de muchos factores, como los antecedentes familiares, la nutrición y el sexo.

Con frecuencia, no hay ninguna causa clara para la pubertad precoz. Algunos casos se deben a cambios en el cerebro, problemas genéticos o ciertos tumores que secretan hormonas. Estas afecciones abarcan:

  • Trastornos de los testículos, los ovarios o las glándulas suprarrenales.
  • Tumor del hipotálamo (hamartoma hipotalámico).
  • Tumores que secretan una hormona llamada GCH.

    Síntomas

    En las niñas, la pubertad precoz se da cuando se desarrolla cualquiera de las siguientes características antes de los 8 años de edad.

  • Vello púbico y axilar
  • Comienza a crecer rápidamente
  • Mamas
  • Primer periodo (menstruación)
  • Maduración de los genitales externos

    En los niños, la pubertad precoz se da cuando se desarrolla cualquiera de las siguientes características antes de los 9 años de edad:

  • Vello púbico y axilar
  • Crecimiento de los testículos y del pene
  • Vello facial, a menudo primero en el labio superior
  • Crecimiento muscular
  • Cambio de la voz (engrosamiento)


    Pruebas y exámenes

    El médico llevará a cabo un examen físico para buscar signos de pubertad precoz.

    Los exámenes que se pueden solicitar incluyen:

  • Exámenes de sangre para verificar los niveles hormonales.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética del cerebro o del abdomen para descartar tumores.

    Tratamiento

    Dependiendo de la causa, el tratamiento para la pubertad precoz puede incluir:

  • Medicinas para detener la secreción de hormonas sexuales.
  • Cirugía para extirpar un tumor.

    Posibles complicaciones

    Es posible que los niños que pasan por la pubertad muy tempranamente no alcancen su estatura completa debido a que el crecimiento se detiene demasiado temprano.

    Los niños con desarrollo sexual precoz pueden tener problemas psicosociales. Los niños y adolescentes quieren ser iguales a sus compañeros y el desarrollo sexual prematuro puede hacerlos aparecer diferentes. Los padres pueden brindarle apoyo a su hijo explicándole en qué consiste la afección y cómo planea tratarla el médico.

    Cuando contactar a un profesional médico

    Consulte al proveedor de atención médica de su hijo si:

  • Su hijo muestra signos de pubertad precoz.
  • Cualquier niño con desarrollo sexual precoz parece estar teniendo problemas en la escuela o con sus compañeros.

    Nombres alternativos

    Pubertad prematura

Acné en niños

El acné afecta más comúnmente a los adolescentes, pero es una condición que también puede aparecer durante la infancia.

No es extraño ver a niños de entre 7 y 9 años con primeros signos de acné, incluso puede aparecer en bebés. Aunque se trata de un problema leve, en algunos preadolescentes puede aparecer un acné más severo, que puede ser una señal de que en un futuro el niño va a tener acné más grave.


¿Qué causa el acné?

El acné se desarrolla debido a que las glándulas sebáceas de la piel son hiperactivas.

Estas glándulas producen normalmente pequeñas cantidades de sebo, pero si existe una sobreproducción de sebo, éste puede bloquear los folículos y las bacterias de la piel (principalmente Propionibactenum scienrific acnes) producen su inflamación, y por tanto la aparición del acné.

Cuando aparece a la edad de 1-7 años es poco frecuente.

Debe examinarse la historia clínica del niño y realizarse un examen físico, midiendo la altura, el peso y buscando signos de desarrollo sexual precoz.
Aunque debe descartarse el hiper androginismo, normalmente la búsqueda de esta anomalía suele ser innecesaria en la mayoría de los casos. Es una prueba que debe ser ordenada por un especialista.

En los niños y preadolescentes, el acné es una enfermedad leve. Por lo general, los niños de este grupo de edad tienen espinillas y puntos negros (comedones) y, a veces granos rojos (pápulas) en la zona de la cara, en la frente, en la nariz, en la barbilla, y en ocasiones también pueden aparecer en los oídos.


¿Un niño con acné debe recibir tratamiento médico?

Existen algunas condiciones que pueden ocasionar signos en la piel similares, por lo que es recomendable consultar con un médico para que valore al niño.

Si el niño tiene acné leve (comedones que no están inflamados o no son demasiado numerosos), y si la condición no es molesta para el niño, el simple cuidado de la piel puede ser todo lo que se necesite.

 Sin embargo, si el médico lo considera necesario podría recomendar la prescripción de algún tipo de fármaco de aplicación tópica y/o oral, que permita mejorar el problema.

¿Cómo se debe lavar la piel para mejorar el acné?

Se debe lavar la piel dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Es importante lavar la cara tan pronto como sea posible después de la práctica de deportes u otras actividades que causen sudoración.

Se debe utilizar un jabón suave. Algunos de estos productos pueden contener ingredientes como el ácido salicílico o el peróxido de benzoilo que pueden ser muy útiles para reducir la grasa y las bacterias de la piel, pero que pueden causar irritación, por lo que es muy importante consultar con un médico antes de utilizarlo en un niño.

¿Qué tratamientos son seguros para los niños o preadolescentes?

La mayoría de los tratamientos para el acné no se han probado en niños menores de 12 años. Estos tratamientos han sido probados en adolescentes y adultos jóvenes, en los cuales se ha encontrado que son seguros y eficaces.

Estudios recientes han encontrado que los antibióticos orales, usados en adolescentes y adultos jóvenes, son malos para el desarrollo de los dientes por lo que no se recomiendan para niños pequeños.
La isotretinoína, uno de los tratamientos más eficaces en casos severos, se ha relacionado con el cierre prematuro de las placas de crecimiento en los huesos, y por tanto tampoco debe ser utilizado en niños.

Hay muchos tratamientos tópicos seguros y eficaces para los casos leves, como por ejemplo los productos que contienen peróxido de benzoilo. Además, y siempre y cuando un médico lo haya recetado, las cremas y geles que contengan antibióticos o retinoides también son eficaces para casos moderados.

SINDROME DE PRADER-WILLI

Es una enfermedad presente desde el nacimiento (congénita). Afecta muchas partes del cuerpo. Las personas con esta afección tienen hambre todo el tiempo y se vuelven obesas. También tienen pobre tono muscular y una capacidad mental reducida, al igual que órganos sexuales subdesarrollados.


Seguir leyendo “SINDROME DE PRADER-WILLI”

SINDROME DE LANDAU-KLEFFNER

También llamado afasia infantil adquiridaafasia epiléptica adquirida o afasia con desorden convulsivo) es un raro síndrome neurológico infantil caracterizado por un desarrollo repentino o gradual de la afasia (incapacidad de entender o expresar el lenguaje) y un electroencefalograma anormal.


Seguir leyendo “SINDROME DE LANDAU-KLEFFNER”

ACCIDENTE ISQUEMICO TRANSITORIO

Un accidente isquémico transitorio (AIT) es cuando se detiene el flujo de sangre a una parte del cerebro por un breve período de tiempo. Una persona tendrá síntomas similares a un accidente cerebrovascular hasta por 24 horas. En la mayoría de los casos los síntomas duran entre 1 y 2 horas.

Un AIT se siente como un signo de advertencia de que se puede presentar un accidente cerebrovascular verdadero en el futuro si no se hace algo para prevenirlo.

Seguir leyendo “ACCIDENTE ISQUEMICO TRANSITORIO”

HEMORROIDES EXTERNAS

En este apartado vamos a profundizar en los diversos tratamientos que se pueden llevar a cabo para poder suavizar y solucionar, nuestros problemas de hemorroides externas. Tal y como explicamos en la portada y en el resto de nuestras páginas informativas de esta web, la consulta a tu médico de referencia se convierte en indispensable ante cualquier dolencia, pero siguiendo estos sabios consejos de expertos podéis conocer mejor la problemática de esta dolencia y comenzar a tratarla.


Seguir leyendo “HEMORROIDES EXTERNAS”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: