6 beneficios increíbles del vinagre de arroz que te sorprenderán


El boom de la comida asiática de calidad nos ha permitido acercarnos a condimentos que hace unos años ignorábamos en occidente. Uno de ellos es el vinagre de arroz, muy común en cocinas como la japonesa, china, coreana o vietnamita, pero desapercibido en estas latitudes.

Se trata de un vinagre fruto de la fermentación del arroz, que incluso podemos preparar en casa, pero que despierta dudas en algunas personas. No te preocupes, es totalmente saludable y para demostrarlo vamos a ver 6 beneficios del vinagre de arroz.

1. Rico en aminoácidos

No solo es el tipo de vinagre que más aminoácidos, contiene, unos 20, sino que encontramos nueve de los 10 aminoácidos esenciales, lo que habla de lo poderoso que es este vinagre para nuestro sistema inmune. Con tomar unos 10 o 25 mililitros al día nos protegeremos de gripes, resfriados y algunas infecciones. Estos aminoácidos también luchan contra los peligrosos radicales libres.

Además de reforzar el sistema inmune, el vinagre de arroz evita la acumulación del ácido láctico, algo que los deportistas seguro que agradecen. Hagamos deporte o no, este ácido láctico es el culpable de que contracturas e inflamaciones musculares, de la fatiga, de que estemos irritables o de varias enfermedades.


2. Mejora de la capacidad para absorber nutrientes

Otra de las ventajas del vinagre de arroz es que nos facilita la absorción de nutrientes durante la digestión. El ácido acético ayuda a digerir mejor los alimentos en la fase inicial para que cuando lleguen a los intestinos los nutrientes se absorban mejor. El calcio es uno de los nutrientes que mejor se absorben gracias al vinagre de arroz, por lo que es muy recomendable tanto para personas que padecen osteoporosis u otras enfermedades óseas como para prevenir la aparición de estos problemas y garantizar la buena salud de nuestros huesos.

3. Protege la flora bacteriana

Si unimos el refuerzo del sistema inmunológico, el ácido acético y las facilidades para absorber los nutrientes de los alimentos, vemos que el vinagre de arroz también refuerza nuestra flora bacteriana, impidiendo que se acumulen las toxinas y favoreciendo unas digestiones mucho más cómodas y ligeras.


4. Aporta antioxidantes

Aunque suene a estereotipo, los asiáticos envejecen mucho mejor que los occidentales. La razón, una dieta baja en grasas y rica en antioxidantes como los que encontramos en el vinagre de arroz, que nos ayuda a mantener una piel joven. Uno de los antioxidantes del vinagre de arroz impide el desarrollo de los peróxidos grasos, culpables del envejecimiento prematuro y de la pérdida de elasticidad en la piel. Otro importante antioxidante que encontramos en el vinagre de arroz es el ácido cítrico, un componente clave en la producción de energía en las células y que también aumenta nuestro nivel de energía.

5. Bueno para el corazón

Los diferentes nutrientes que nos aporta el vinagre de arroz nos permiten regular el colesterol malo, además de cuidar los vasos sanguíneos y favorecer la circulación sanguínea. Así se previenen los problemas del corazón o del aparato circulatorio.


6. Un sabor diferente

Por mucho que se vaya introduciendo en nuestra cocina poco a poco, el vinagre de arroz sigue siendo un producto exótico que ofrecerá un sabor diferente y más suave que los vinagres normales. Además, lo podemos utilizar como aliño de ensaladas o de las verduras hervidas, lo puedes utilizar en el wok e incluso puedes añadirlo a las macedonias. Le aporta a la comida el punto de acidez justo, y nos ofrece una curiosa combinación de sabores.

Como ves, el vinagre de arroz es muy saludable, y puedes prepararlo en casa. Lava 300 gramos de arroz y déjalos una noche a remojo en la nevera en medio litro de agua. Por la mañana filtra el agua y hiérvela durante 20 o 25 minutos con 100 gramos de azúcar, removiendo continuamente. Tras 10 minutos de reposo introdúcela en una botella de cristal con una cucharadita de levadura y déjala fermentar unos 7 o 10 días. Vuelve a filtrar el agua para eliminar las trazas de arroz, hiérvelo de nuevo unos 15 minutos y ya tendrás listo tu vinagre de arroz casero.

Anuncios