La multinacional catalana busca potenciar su toma de participaciones y el liderazgo en el campo del diagnóstico

Planta de Grifols en Parets


La multinacional catalana de hemo derivados Grifols ha llegado a un acuerdo para adquirir el 20% de la empresa estadounidense de diagnóstico Singulex por unos 44,1 millones de euros. Grifols ha tomado esta participación a través de una ampliación de capital y tendrá un representante en el consejo de administración.

El acuerdo alcanzado incluye la licencia en exclusiva en todo el mundo de la tecnología de ultra sensibilidad SMC (Simple Molecular Counting), desarrollada y patentada por Singulex, con amplias aplicaciones en diagnóstico clínico y en el ámbito de la investigación, según la multinacional catalana. Grifols tiene licencia para su utilización en la fabricación y comercialización de inmuno ensayos, instrumentación, software y otros productos.

La multinacional catalana, que justo hoy cumple 10 años cotizando en Bolsa, asegura que esta inversión minoritaria está alineada con su estrategia de potenciar la toma de participaciones en compañías y proyectos de investigación en campos de la medicina relacionados con su actividad principal. Además, potencia el liderazgo de Grifols en el campo del diagnóstico, en el que está presente con diversas tecnologías y sistemas dirigidos a medicina transfusional y análisis clínicos, así como detectar bio marcadores de enfermedades de difícil detección al posibilitar la identificación de diversas proteínas usadas como marcadores clínicos con una alta fiabilidad y precisión, según ha explicado hoy Grifols.

La tecnología SMC, además, ofrece la posibilidad de desarrollar una nueva generación de pruebas de detección en muestras de donaciones de sangre para potenciar, aún más, la seguridad de las transfusiones sanguíneas y la calidad de los productos derivados del plasma. La compañía, fundada en 2003 y con unos 250 empleados, ofrece en la actualidad a través de su propio laboratorio un servicio de hasta 70 tipos de pruebas basadas en su nueva tecnología.

Singulex, con sede en Alameda, en el estado de California (EEUU) también trabaja en el desarrollo de otras pruebas para su aplicación en oncología y en un nuevo sistema totalmente automatizado de diagnóstico in-vitro, cuya comercialización está prevista para finales de 2016 en Europa y 2017 en Estados Unidos.

 Comparte en Twitter

Anuncios