¡QUIÉN NO ESTÁ DESEANDO REALIZAR UNA ESCAPADA POR SEMANA SANTA! DESCONECTAR DE LAS OBLIGACIONES, DESPEJARNOS, REALIZAR ACTIVIDADES DE OCIO… ¡ES NUESTRO MOMENTO PARA DISFRUTAR! PERO… ¿DISFRUTAR Y CUIDARSE SON COMPATIBLES?, ¿PODEMOS IRNOS DE VACACIONES Y MANTENER NUESTROS BUENOS HÁBITOS?

A estas alturas del año, tras un largo invierno de días grises y con poca luz, nuestras reservas de vitamina D empiezan a escasear por la falta de sol. Nuestro cuerpo empieza a acusar su ausencia y nos sentimos más cansados, no sólo por la ausencia de luz, sino también porque las vacaciones quedan ya lejos de nuestra memoria y sentimos la necesidad de concedernos unos días de descanso. ¡Por fin llegan las vacaciones de Semana Santa!

Sin embargo, si vamos a salir de viaje y pasar varios días fuera de casa, no debemos olvidarnos de nuestra alimentación y buenos hábitos de salud.

Está bien ser flexibles y darnos el lujo de comer algún que otro capricho, pero sin acidificarnos en excesoporque el resultado será entonces que el regreso de las vacaciones se nos hará mucho más duro por la falta de energía y humor necesarios para hacerle frente como es debido.

La alcalinidad forma parte de un estilo de vida, es algo permanente y que afecta a todas las áreas de nuestra vida: nuestros hábitos, nuestra forma de pensar, nuestras emociones, y en definitiva cada una de nuestras elecciones.

Es importante entender que más allá de equilibrar el organismo, cuidarnos es algo que debemos tener integrado y conceptualizarlo positivamente, pensar en ello como algo agradable y que nos permite sentirnos mejor.

Si pensamos en nuestra dieta como algo rígido y aburrido, o en el deporte como en una obligación que nos disgusta, entonces, ¡estamos enfocándolo mal!

Hay mil formas de cuidarse y sentirse bien sin que a nadie le resulte una tortura. Especialmente en las vacaciones, que es cuando solemos adoptar una actitud más flexible y relajada, es importante tener recursos para mejorar nuestra alimentación de forma fácil y sin que suponga un gran esfuerzo.

CÓMO ALCALINIZARTE EN VACACIONES

A continuación, os contamos varias opciones cómodas y sencillas, que nos facilitan la tarea de cuidarnos y mantener el equilibrio de nuestro pH durante las vacaciones:

  • AGUA ALCALINA ALLÍ DONDE VAYAS


Equipar bien tu maleta de viaje con algunos elementos indispensables, es una de las claves. Lleva siempre contigo un botecito de PuripHy, que te permitirá alcalinizar el agua allí donde vayas y, además, si no tienes acceso a fruta y verdura ecológica, te ayudará a eliminar gran parte de los pesticidas. Es tan simple como sumergir 15 minutos las verduras y frutas en un bol con agua, 1 chorrito de limón y 6 gotitas de PuripHy por Litro de agua.

  • CLOROFILA SIEMPRE A MANO

La clorofila es una de nuestras mayores aliadas a la hora de limpiar y oxigenar nuestra sangre.


Por lo que especialmente en las vacaciones, que es cuando más bajamos la guardia con las comidas, debe estar presente en nuestra alimentación. Puedes llevar contigo una personal blender (batidora personal, de tamaño reducido), que te permita hacer tus zumos vayas donde vayas, o un botecito de Liquid choropHeal, con el que podrás mantener tu aporte diario de clorofila rápidamente y sin esfuerzo.

  • ¡LECHE FRESCA DE ALMENDRAS CADA DÍA!

Si decides llevar contigo una personal blender, además de tus batidos verdes, también podrás hacer tu leche fresca de almendras cada díaSólo necesitarás llevar una bolsita de leche vegetal en tu bolsa o maleta.

Receta leche de almendras:

Para hacer la leche de almendras, solo hay que dejar 90 g de almendras en remojo la noche anterior, descartar el agua del remojo por la mañana, limpiarlas bajo el grifo e introducirlas en la batidora personal junto con 1 L de agua. Batir y filtrar con la bolsita. ¡Y listo!

  • TRANSFORMA EL BAÑO EN TU BALNEARIO PARTICULAR

Uno de los pequeños lujos de alojarnos fuera de casa es, en muchas ocasiones, tener acceso a una bañera. Y… a quien le gusta


disfrutar de un buen baño caliente antes de acostarse?

Pues estamos de suerte, porque este pequeño acto de placer puede convertirse en una de las prácticas más alcalinizantes de las vacaciones. Tan sólo debes añadir 2 kg de sal gruesa al agua y habrás transformado tu bañera en un balneario perfecto para eliminar impurezas y toxicidad a través de la piel.

¡Así de simple!

  • RECARGA TUS RESERVAS DE VITAMINA D

Durante el invierno, nuestras reservas de vitaminas D, que el cuerpo fabrica y almacena en nuestro tejido adiposo, suelen agotarse debido a la falta de exposición a los rayos solares. Las vacaciones de Semana Santa son perfectas para realizar actividades al aire libre que nos ayuden a reponer esa pérdida.

Desde pasear por la ciudad hasta realizar una excursión a la montaña, hagamos lo que hagamos, es aconsejable buscar un ratito al día para exponer nuestra piel a los rayos solares.

¿Y por qué es importante la vitamina D?

La vitamina interviene en importantes funciones tales como:

  • Potenciar nuestro sistema inmune.
  • Ayudar a prevenir varios tipos de cáncer.
  • Ayudar a prevenir infecciones.
  • Combatir la inflamación.
  • Ayudar a mantener los huesos fuertes, previniendo la osteoporosis.
  • Ayudar en el tratamiento de la depresión y otros desórdenes neurológicos.
    • DESPIERTA CON ENERGÍA PARA APROVECHAR TU DÍA

    Bebe a diario un vaso de agua tibia con limón en ayunas. ¡Sobre todo, si comemos peor que de costumbre! Esta sencilla práctica nos ayuda a arrastrar y eliminar las toxinas acumuladas en el tracto digestivo durante la noche, fruto de los 


    procesos internos de reparación y regeneración de nuestro organismo.

    El agua con limón en ayunas no sólo es una buena forma de volver a nuestra rutina de salud desechando la toxicidad acumulada, sino que además nos recarga de energía, lo que nos ayudará a aprovechar y disfrutar más y mejor de nuestras vacaciones.

    • ACEITE DE COCO, TU SALVAVIDAS IMPROVISADO

    ¡Un botecito de aceite de coco en nuestra maleta, puede obrar milagros! No sólo porque es una estupenda opción para cocinar, sino porque, aunque parezca mentira, te ahorrará espacio en la maleta porque es un multiusos natural maravilloso. Puedes utilizarlo para:

    –          Enriquecer tus batidos

    –          Hidratar tu piel tras ducharte

    –          Reparar tu cabello, como mascarilla

    –          Depilarte

    –          Lavarte los dientes, mezclado con un poquito de pHour Salts

    –          Proteger tu piel de los rayos solares 

    Estos son sólo algunos ejemplos de buenas prácticas con las que disfrutar durante las vacaciones, pero existen muchas otras formas de alcalinizarte y sentirte bien, como el simple contacto con la naturaleza o respirar aire puro.

    ¡Feliz Semana Santa!


Anuncios