SANIDAD

Ya son 32 los tinerfeños que se han quedado ciegos tras ser operados con el Ala Octa

Por Tinerfe Fumero · 10 marzo, 2016

La gravedad del caso se multiplica por cuatro. El Hospital Universitario de Canarias ha terminado un exhaustivo repaso de las operaciones de retina realizadas con partidas de un producto oftalmológico sobre el que hay serias sospechas acerca de su posible toxicidad, y el resultado eleva la incidencia en la Isla de los ocho casos desvelados en su día por DIARIO DE AVISOS a un total de 32.

Todos ellos han perdido la visión del ojo en el que fueron intervenidos quirúrgicamente, lo que en algunos casos equivale a la ceguera total al operarse de los dos o sufrir algún mal en el otro ojo. La cifra resulta aún más impactante si se recuerda que el pasado 19 de noviembre Sanidad cifró en 47 los casos detectados en toda España, por lo que parece confirmarse los negros augurios de que la cifra real supera largamente el centenar.

La revisión del HUC, dirigida por su jefe del Servicio de Oftalmología, Miguel Serrano, se ha centrado en operaciones realizadas por este hospital tinerfeño (el único público de Canarias donde se distribuyeron las partidas sospechosas) entre junio y diciembre de 2014. Al mes siguiente, las inquietudes despertadas por el elevadísimo porcentaje de resultados negativos motivaron que el HUC dejara de usar perfluorooctano, comercializado bajo la marca Ala Octa tanto en España como en otros países de nuestro entorno como Francia, Bélgica o Alemania, donde también se detectaron esos efectos tan perniciosos. El bloqueo del uso a nivel nacional aún se demoró hasta julio de 2015.

Finalizada la revisión, el HUC eleva ahora sus conclusiones a la Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Los 32 casos serán nuevamente examinados por un grupo de expertos estatal compuesto por el ya citado doctor Serrano, dos especialistas de la propia AEMPS y un cuarto perteneciente a la plantilla del Instituto IOBA de Valladolid, donde se trabaja para comprobar fehacientemente la toxicidad de las partidas sospechosas.


Un grupo de expertos estatal decidirá ahora el alcance real de esta alerta sanitaria; todo apunta a que se superará largamente el centenar. / Stefan Wermuth (Reuters)

Lo que no deja en buen lugar a las autoridades sanitarias es el hecho de que en 2013 ya se registrasen tanto en España como en Chile casos con resultado de pérdida de visión en los pacientes sometidos a operaciones de retina en las que se utilizó perfluorooctano, aunque entonces se comercializaba bajo otra marca.

Fue el 13 de septiembre de 2013 cuando la AEMPS alertó sobre cuatro incidentes en un centro de Navarra relacionados con el producto Meroctane fabricado por Meran Turquía. Sin embargo, el perfluoroctano volvió a los centros sanitarios españoles meses después, pero bajo la marca Ala Octa y fabricante alemán.

Demandas de entre 200.000 y 400.000 euros atendiendo a cada caso

El bufete Medina y González Abogados representa a cerca de una decena de afectados. El conocido letrado Víctor Medina da la clave jurídica: “Se demanda al Servicio Canario de Salud como responsable objetivo de haber suministrado un medicamento en mal estado, aunque es obvio que luego ellos repercutirán contra el fabricante o el comercializador”. Sobre el coste de cada demanda, los expertos calculan entre 200.000 y 400.000 euros dependiendo de cada caso.

Más de 30 tinerfeños, ciegos por un medicamento en mal estado publicado por Tinerfe Fumero  10 marzo, 2016

Anuncios