Se estima que el 23 por ciento de la población española mayor de 16 años es fumadora.

dejar de fumar foto 1

Según los datos aportados por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), el 23 por ciento de la población española mayor de 16 años es fumadora. Cronológicamente y en términos generales, a los 13 años se prueba por primera vez los cigarrillos; a los 14 años, se fuma regularmente y, entre los 15 y 24, un 15,5 por ciento de las mujeres y un 21,6 por ciento de los hombres son fumadores.

La nicotina tiene una capacidad adictiva que supera cinco veces a la cocaína, por lo que dejar de fumar no es imposible, pero tampoco fácil. Requiere no sólo de la ayuda y el apoyo del entorno familiar, sino también de expertos, pues pocas personas consiguen dejarlo a la primera. “La importancia de acudir a programas especializados radica en la personalización y seguimiento del tratamiento para dejar de fumar, pues no todas las personas tienen el mismo grado de dependencia a la nicotina ni la metabolizan del mismo modo”, explica el experto. “En los programas de deshabituación tabáquica encontrarán profesionales que les asesorarán, les apoyarán y, si es necesario, les indicarán el tratamiento farmacológico adecuado”.

El comienzo de un nuevo año es un buen momento para plantearse metas. Estas son cinco razones por las que abandonar el tabaco debería ser una de ellas:

  1. Contiene una elevada toxicidad

En el mundo se consumen 15.000 millones de cigarrillos al día. Un solo cigarrillo contiene más de 35.000 productos tóxicos, entre los que se encuentran, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), nicotina (responsable de la dependencia física del fumador), monóxido de carbono (reduce el oxígeno en sangre de los fumadores) y sustancias irritantes (que pueden provocar bronquitis crónica y enfisema pulmonar).

dejar de fumar foto 2

Además, el cigarro contiene otras sustancias como el alquitrán, que se descompone en hidrocarburos que son cancerígenos. Según la AECC, los agentes cancerígenos del tabaco también actúan en las diferentes fases de la carcinogénesis o proceso de transformación de las células normales en tumorales.

  1. Es más adictivo que la cocaína

Según el Ministerio de Sanidad, el tabaco se considera una droga adictiva. Produce más dependencia en quien la consume que la heroína o la cocaína, lo que hace que el fumador siga siéndolo durante una media de 30 años. “Los fumadores no son conscientes de que un cigarrillo es un producto diseñado para crear y mantener la adicción, la nicotina tiene una capacidad adictiva que supera 5 veces a la cocaína y su única finalidad es producir una falsa sensación de placer que engancha”, expone el Juan Antonio Riesco, coordinador del Año Separ 2015-2016 de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica).

  1. Mata a 6 millones de personas al año

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco es una de las mayores amenazas para la salud pública: mata a casi 6 millones de personas al año, de las cuales, más de 5 millones son consumidores directos y más de 600.000 son no fumadores expuestos al humo ajeno (fumadores pasivos).

dejar de fumar foto 3

Además, los fumadores viven menos: a partir de los 35 años, por cada año fumado se estima una pérdida de 3 meses de vida. Pero, además, las personas fumadoras tienen más riesgo de enfermar.

dejar de fumar foto 4

  1. Es la causa directa de 25 enfermedades

El tabaco produce 25 enfermedades conocidas divididas en tres grandes grupos de enfermedades: tumorales, cardiovasculares y respiratorias crónicas.

Concretado en porcentajes, se considera que el tabaco es responsable del 30 por ciento de las muertes por cáncer, del 20 por ciento de las producidas por enfermedades cardiovasculares, y el 80 por ciento de las causadas por EPOC.

dejar de fumar foto 5

“Si nos centramos en las enfermedades respiratorias, la estrecha relación entre tabaco y enfermedad pulmonar obstructiva crónica está demostrada y sabemos que 1 de cada 4 personas fumadoras padecerá EPOC. También sabemos que los fumadores tienen hasta 5 veces más riesgo de padecer neumonía que los no fumadores en la población general sana”, alerta Riesco.

dejar de fumar foto 6

  1. Mata a personas inocentes

Según la OMS, no existe un nivel seguro de exposición al humo de tabaco ajeno. En los adultos, el humo ajeno causa graves trastornos cardiovasculares y respiratorios, en particular coronariopatías y cáncer de pulmón. Entre los lactantes puede causar muerte súbita, mientras que en las mujeres embarazadas ocasiona bajo peso del recién nacido.

dejar de fumar foto 7

Los resultados totales son cerca de 600.000 muertes prematuras al año causadas por el humo del tabaco ajeno.

Anuncios