Aceite de Rosa Mosqueta, para uso Oral

Propiedades medicinales del Aceite de Rosa Mosqueta por vía oral para la Piel, el Cabello y las Uñas

El aceite de rosa mosqueta está compuesto en más de un 90% por ácidos grasos poli insaturados, en concreto por los ácidos grasos oleico, cis-linoléico y alfa-linolénico.

Aceite Rosa Mosqueta foto 1

Los ácidos grasos poli insaturados han demostrado sus propiedades medicinales a la hora de regular los niveles de colesterol en sangre, elevando los valores del colesterol HDL (colesterol bueno) y reduciendo los de colesterol LDL (colesterol malo).

De esta manera, el “aceite de rosa mosqueta” ayuda a reducir el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Pero el uso más habitual del aceite de rosa mosqueta cuando se consume por vía oral es mejorar el estado de la piel, el cabello y las uñas. Los beneficios del aceite de rosa mosqueta sobre la piel, cuando se toma por vía oral, se deben a su contenido en vitaminas A, C y E, las tres con efecto antioxidante y antienvejecimiento.

Además, el aceite de rosa mosqueta es rico en beta caroteno, otro antioxidante carotenoide que ayuda a la piel a protegerse mejor de las agresiones ambientales, en especial de las radiaciones. Por último, el aceite de rosa mosqueta aporta cantidades significativas de vitaminas del grupo B, las cuales mejoran el aspecto de cabellos y uñas, en especial cuando se combinan con la vitamina A.

Aceite Rosa Mosqueta foto 2

La ingesta de aceite de rosa mosqueta como suplemento alimenticio está recomendada en casos de dietas deficientes, de excesiva sequedad en piel o cabello, o de uñas quebradizas, aunque también mejora el estado general de las mucosas y previene algunas enfermedades de la visión.

En efecto, el aceite de rosa mosqueta es en principio comestible, siempre y cuando se trate de un producto que especifique que puede emplearse para uso oral.

Aceite Rosa Mosqueta foto 3

Para observar resultados con la ingesta de aceite de rosa mosqueta basta con ingerir una cucharadita de café al día, durante un periodo mínimo de seis semanas. Si el producto es de calidad, el aceite de rosa mosqueta resulta tan seguro que puede ser consumido como suplemento alimenticio durante el embarazo, de hecho es muy recomendable.
No obstante, no conviene sobrepasar la dosis de 10 ml diarios (una cucharada) y siempre deberá consumirse crudo.

“Confía en nosotros, si crees que podemos ayudarte…., tenemos los protocolos adecuados para que tomes el Aceite de Rosa Mosqueta, y ayudarte en tus problemas de salud.

 ¡¡Consúltanos sin compromiso!!

Anuncios